lunes, 12 de enero de 2015

NO LO ENTIENDO



Una vez pasado el tiempo de la emoción y de las lágrimas, incluso y si me lo permitís, pasado el tiempo de la hipocresía y de la autocomplacencia, creo que ha llegado el momento de la autocrítica o, simplemente, el de la crítica, porque ¿a nadie le sorprende que, tanto los hermanos Kouachi, como su amigo Coulibaly estuviesen "fichados" por la policía y los servicios secretos  de medio mundo y, sin embargo, pudieran hacerse con armas de asalto y moverse con entera libertad?
Lo malo es que lo que ha ocurrido con los autores de los asesinatos de Paris no es la primera vez que ocurre. También pasó con los principales responsables del ataque a las torres gemelas y, sobre todo, con los autores de las matanzas del 11 de marzo de 2003 en Madrid. Qué está pasando. Cómo puede explicarse que los servicios secretos occidentales lo sepan todo de estos asesinos y, sin embargo, no sean capaces de impedirlo, Ya es difícil de entender que, con decenas de miles de policías y militares desplegados en París y sus alrededores, Coulibaly, en fuga después de haber asesinado a una joven policía, el asesino hubiese podido escoger  el lugar en el que pensaba morir matando y que ese lugar fuese un supermercado judío en un selecto barrio parisino.
Cómo, si se conocía su relación entre con los asesinos del Charlie Hebdo, no se actuó con prontitud o, al menos, no se estableció un cordón sanitario ¿O sí se hizo? Porque a veces uno tiene la sensación de que los responsables de seguridad nos toman el pelo, diciéndonos verdades a medias o mintiéndonos descaradamente, porque a veces uno se siente con derecho a pensar que, para ellos, la seguridad no es tan importante, porque uno, después de haber mirado con curiosidad muchos casos similares, se cree con derecho a pensar, a mí me pasa, que la lucha contra el terrorismo es una descomunal partida de ajedrez en la que lo que menos importa son los peones sacrificados.
Parece como si los responsables del antiterrorismo francés nunca se decidiesen a sacar la nasa del agua hasta tener en ella no sé qué piezas, sin importarle que alguna de las ya capturadas saliese de cacería de vez en cuando, mientras ellos resolviesen otra línea de su crucigrama. Por eso, uno, yo sin ir más lejos, se concede el derecho a pensar que las estrategias se elaboran pensando más en el coste de imagen y popularidad de los gobiernos responsables y en cómo preservarlas que en la seguridad de los ciudadanos en riesgo.
Si hiciésemos una lectura crítica de lo sucedido en París, perece claro que los terroristas tenían claro que no iban a sobrevivir a sus víctimas y que el momento escogido para su "sacrificio" iba a ser el viernes, día de oración para los musulmanes, no sin antes haber regado su recorrido de pruebas suficientes de su desprecio a la cultura occidental y a la sociedad y el país en el que crecieron o que les dio acogida.
Y, frente a tanta torpeza, los gobiernos, que no son capaces de sacar provecho de toda la información que reciben gracias a sus ya evidentes restricciones de nuestras libertades, a los gobiernos encargados de protegernos y de defender nuestras libertades no se les ocurre otra cosa que restringirlas aún más. No lo entiendo y a toda esa gente que pretende apretarnos aún más las cinchas les va a ser muy difícil explicar por qué, después de que un millón y medio de personas en París y cerca de cuatro en toda Francia, saliesen la calle en defensa de la libertad de expresión y del resto de libertades, a las cabezas pensantes de la seguridad occidental sólo se les ocurra recortarlas.



Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

2 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

No se puede ser más coherente.

Saludos

Jesús Miravalles dijo...

Los grupos de poder necesitan de estos atentados como el de ‘Charlie Hebdo’ para llevar acabo sus planes, para acelerar El Nuevo Orden Mundial y seguir con las guerras en Oriente Medio y preparar la tercera guerra Mundial, para reducir la población del planeta.
No te creas nada de lo que veas en televisiones o te digan los medios oficiales están todos
controlados y manipulados.
Solo te digo que analices y busques tus propias conclusiones y veras que atando cabos sueltos todo te ira cuadrando..porque la mentira tiene las patas muy cortas.
PROBLEMA - REACCIÓN - SOLUCIÓN = A FALSA BANDERA