martes, 30 de junio de 2015

UN PAÍS SERIO



De que Rajoy es un faltón no debe quedarnos ya ninguna duda. Ayer mismo, en plena ofensiva de los gobiernos del Eurogrupo contra la libertad de los griegos de decidir su destino, nuestro, su, presidente fue más allá de lo que se  atrevió el resto, diciendo junto a Sarkozy que lo de Grecia no puede pasar en España, porque "éste es un país serio", faltando de forma descarada al respeto que deberían merecerle los griegos y su gobierno, como lo merece cualquier socio.
Menos mal que aquí en España sabemos muy bien lo que es la seriedad, lo que es un país serio para este presidente a punto de caducar que tenemos. Supongo que, para Rajoy, un país serio es aquel en que un ayuntamiento más que adeudado, como el de Valencia, compra por un único euro los treinta millones que adeudan quienes organizaron en sus calles una carrera de Fórmula 1 a mayor gloria de los políticos y autoridades que se pasean y se hacen foros por los boxes.
Un país serio debe ser para Rajoy aquel en que su gobierno tarda semanas, por no decir meses, en obedecer las órdenes de un juez que le reclama documentos que no son del ministro de Hacienda sino de todos nosotros. Un país serio debe ser ese en el que todo se prepara para que la causa que investiga los desmanes de un partido que lleva dos décadas financiándose ilegalmente sea juzgada por tres de tres magistrados de ideología afín a la del partido  investigado, de los cuales dos están directamente relacionados con él o con sus dirigentes.
Un país serio debe ser para don Mariano ese en el que quienes una gran parte de quienes consiguen un puesto de trabajo apenas llegan a final de mes. Un país serio debe ser ese en el que muchos niños, demasiados y no precisamente los del barrio de Salamanca, han visto deteriorarse su alimentación, su ropa y su calzado, porque sus padres no tienen o están a punto de perder su trabajo.
Un país serio es ese en el que importa más pagar la deuda contraída durante años por gobernantes no demasiado responsables con bancos sin escrúpulos que, como todos los bancos, cuando pierden la apuesta, colocan lo comprometido en manos de sus estados para que la asuman o la defiendan el resto de ciudadanos. Un país serio es el que permite que se estafe a centenares de miles de ciudadanos a los que se engaña para quitarles los ahorros. Un país serio es también ese en el que las autoridades se conjuran para permitir la salida a bolsa de una banca que nace arruinada muy por encima de su valor, para, entre otras cosas, directivos y amiguetes se forren poniendo a salvo sus paquetes de acciones en las primeras operaciones.
En un país serio,señor Rajoy y esto el va a gustar, no se desvían durante años y durante gobiernos los fondos destinado a la formación a bolsillos privados, aunque sean de amiguetes, ni se amalan los ERE tan necesarios para quienes se van a quedar sin trabajo para "colocar" en ellos a colegas del partido o los sindicatos. En un país serio, señor Rajoy, los responsables, por acción u omisióin, no se parapetan tras sus fueros para que no les alcance la ley o les alcance tarde.
Un país serio debe ser el que se cierra a cal y canto, levantando vallas de alambre y concertinas en sus fronteras africanas para que quienes huyen del hambre, el terror y la injusticia no vengan a perturbar nuestra siesta. Un país serio es el que pone al frente de su ministerio de Defensa a un directivo de la industria armamentística y gasta en misiles lo que no tiene para comedores escolares o residencias de ancianos. Un país serio es el que perdona las deudas a la Seguridad Social y a Hacienda a los clubes de fútbol que gastan millones, que acaban fuera de España, en jugadores que no siempre cuestan lo que valen.
Un país serio, señor Rajoy, no es ese que usted piensa. No es ese país que obedece sumiso directrices que empobrecen y hacen infelices  a sus ciudadanos, dictadas por siniestros personajes que no han sido elegidos democráticamente por ciudadanos de ninguno de los ámbitos sobre los que influyen, sino por los agentes de la gran banca. Un país serio, señor Rajoy no es ese que se suma a una campaña orquestada por la troika, para anatemizar al primer ministro elegido por los griegos y forzar su dimisión, por haber tenido la osadía de rebelarse contra lo que es injusto.
Por el contrario, señor Rajoy, un país serio es el que se levanta contra esa pobreza injusta y contra las imposiciones de quienes la causan, Un país serio, señor Rajoy, hoy por hoy y no hay más que ver los nervios que desata, lo es más Grecia que España.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

lunes, 29 de junio de 2015

¡¡INDIGNANTE!!



Ha sido éste un fin de semana de calor e indignación. Lo del calor es indiscutible. Yo, en todos mis años de vida, no he sentido una asfixia como la de ayer, que invitaba sólo a quedarse quietecito en un rincón, a la sombra y a ser posible cerca del agua y en medio de una brisa, natural o artificial, en tanto llega la noche, aunque, al final, uno no sabe si la larga noche y la obligación de descansar que dicen que conlleva es lo mejor para aliviarse del fuego aquí en la tierra.
Algo así es lo que está pasando en la pérfida Europa, madre desnaturalizada, que abandona a sus hijos cuando no pueden seguirla en el camino. Algo así, insisto, porque uno no sabe que es mejor, el calor del día o el de la noche o el estar en Europa o fuera de ella. Lo cierto es que los ciudadanos griegos, los hijos repudiados de la pérfida Europa han perdido ya tantas cosas que lo único que les queda por perder es el miedo y parece que lo están perdiendo.
Un miedo que deberíamos haber perdido todos hace ya mucho tiempo. Temo repetirme, pero he de recordar una vez más que, si Zapatero hubiese tenido ante el chantaje de la troika el mismo arrojo que tuvo hace diez años y que ahora celebramos, para aprobar los matrimonios entre parejas del mismo sexo. si hubiese tenido el valor de hacer frente al "lado oscuro" que habita en Bruselas, sometiendo a referéndum la reforma del artículo 135 de la Constitución, el que, una vez reformado, nos entregó atados de pies y manos a la troika y sus cuentas  perversas, otro gallo nos cantara y, probablemente, otro gallo les cantara a los griegos.
Todo esto viene a cuento de la abrupta ruptura de las negociaciones entre el Eurogrupo y Grecia sobre el pago de su deuda imposible de pagar, tras una serie de medidas aplicadas por un gobierno sintético y antidemocrático de tecnócratas, impuesto tras la propuesta de referéndum de  Papandreu, que, con sus crueles medidas, llevaron al empobrecimiento y la radicalización de la ciudadanía, expresada con la elección de Tsipras como expresión de la resistencia ante la tiranía europea.
Tal fue la insistencia de la Unión y lo más florido de la derecha y la prensa más conservadora del continente que convirtieron la elección de Tsipras en una especie de anatema ante la posibilidad de contagio en otros países martirizados. Y tal fue la simpatía y la esperanza despertadas por Txiriza entre la izquierda europea, que la actitud de los negociadores de la troika se ha pervertido por la necesidad de humillar, primero al ministro Varoufakis y más tarde al primer ministro Tsipras, para hacerle pagar su insolencia al hacerles frente.
Esto y la creciente sospecha de que alguien se está "forrando" con el tira, afloja y parece que rompe de las negociaciones, me tiene indignado. Y es que no me puedo quitar de la cabeza que gran parte de los ministros de Economía, los que imponen las condiciones a Grecia, los que aceptan o rechazan sus contraofertas, provienen como Luis de Guindos de la banca especulativa mundial, la que compra y vende en función de informaciones más que privilegiadas que les permiten manejar los mercados a su antojo.
Y, para acabar con mis razones para la indignación, no puedo dejar de mencionar  a la prensa o al menos a una gran parte de la prensa, la que, como hizo EL PAÍS ayer domingo, condenan a Grecia a los infiernos por la decisión de su primer ministro de consultar al país las imposiciones de Bruselas.
Quién ha visto y quién ve a quienes se suponen que representan a sus lectores, poniendo en duda la capacidad para decidir su futuro de la ciudadanía griega  Es indignante, muy indignante, que nadie, mucho menos un periódico que se dice independiente, se permita poner en duda uno de los instrumentos de la democracia. Es indignante que los gobiernos y la prensa no defiendan ya a quien se deben, sino a las empresas, a la superestructura capitalista que se han hecho con ellos.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

viernes, 26 de junio de 2015

EL CRIMEN PERFECTO



En el día siguiente a la salida deshonrosa de los expresidentes socialistas de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, acusados, ya formalmente, por el Supremo de consentir el sistema de fraude de los ERE o, incluso, de engañar al Parlamento Andaluz para aprobar cada año la partido presupuestaria que lo propiciaba -para qué sirve un parlamento que se deja engañar así, me pregunto- en el día siguiente al cese, relavo o dimisión del díscolo y mal encarado ministro Wert, payaso de las bofetadas de los primeros meses de Rajoy en la Moncloa, en el día siguiente de ambos adioses, uno, la decisión del Supremo sobre Chaves y Griñán, difundido a bombo y platillo, porque fue anunciado a la hora oportuna para abrir y llenar telediarios, el otro, comunicado mediante un comunicado casi clandestino de Moncloa a las diez de la noche que recordaba la no menos clandestina llegada a tierra americana en tiempos de Bush de los soldados muertos en una guerra tan injusta como preventiva como la de Irak, en el día siguiente a la culminación de asuntos que han hecho correr ríos de tinta y de saliva durante meses, si no años, de lo que me apetece hablar es de lo listos que son estos chicos del PP y ese joker sin cara al que sirven, para oprimir, empobrecer y, si pueden, engañar de nuevo a los españoles.
Lo digo, porque acabamos de saber que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que supongo infestado de radicales como lo están Cáritas y los servicios de estudios de algún banco, no el de España, claro, el órgano de la ONU -decía- que se encarga de velar por el respeto de los derechos de todos, ha reprendido seriamente a España por las graves vulneraciones en sus derechos que están padeciendo los españoles a causa de las políticas de austeridad aplicadas por el Gobierno, políticas que han devuelto la desigualdad a niveles casi predemocráticos.
El Consejo de Derechos Humanos de la  ONU, que apoya su informe en las aportaciones de treinta países y ONG, incide también en el retroceso que supone en la protección debida a los menores la reforma de la ley del aborto que restringe el derecho de las adolescentes a decidir la interrupción de su embarazo. Una y otra cosa, por no hablar del deterioro de la sanidad y la educación públicas, serán la pesada herencia que dejará el PP tras su paso -espero y deseo que tenga que irse antes de fin de año- una herencia cuyas consecuencias tendrán que soportar nuestros hijos y quién sabe si, también, los hijos de nuestros hijos.
Pero, como no son tontos, no quieren irse, porque saben que no va haber pan ni puertas giratorias para tanto chorizo, andan ya preparando sus señuelos para reconquistar el corazón de tanto abuelito cansado ya de mantener a sus hijos y nietos con una exigua pensión que no quiere perder, ahora que, desde el Gobierno y el Banco de España, le amenazan con el apocalipsis de la radicalidad.
Por eso andan llenando el cielo de las ondas de globos sondas con que seducir a los muy martirizados funcionarios con el anuncio, desmentido y promesa a medias de devolverles la paga y los días que les fueron arrebatados en los primeros días de plomo del austericidio. Y no sólo eso. También anuncian reformas en las cuotas del IRPF, reformas que llenarán un poco más el bolsillo vacío de quienes aún conservan su puesto de trabajo.
Es el crimen perfecto: se asesina y se saquea, por encargo de los "mercados" y las "instituciones", a una gran parte de la clase media y, luego, se borran las pistas, se silba la melodía del "aquí no ha pasado nada" o la de él "España va bien" y a otra cosa, mariposa. Lo que ocurre es que, por fortuna y espero que éste no sea la excepción, ese cromen, el perfecto, no existe, porque, antes o después, que se lo digan a Griñán o a Chaves, se atrapa al asesino y a quienes le encubren


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

jueves, 25 de junio de 2015

¿Y A LOS SASTRES, POR QUÉ?



La Fiscalía de la Audiencia Nacional, tan lenta para otros asuntos, ha "volado" a la hora de imputar al concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata por los desafortunados tuits que intercambió hace más de cuatro años con el director de cine Nacho Bigalondo, dentro del contexto de un debate sobre los límites del humor negro. Antes de seguir y en este punto, quiero dejar claro que, si utilizo la fórmula "ha volado" y no cualquier otra más escatológica para expresar la prisa se ha dado la fiscal, formulas mucho más castizas y expresivas, alas que tendría derecho en uso de la libertad de expresión que la Constitución me reconoce, es porque no pierdo la esperanza de acabar siendo algún día concejal de un ayuntamiento, democrático y preocupado por los problemas reales de los vecino , como debería hacer el de Madrid, en lugar de ocuparse de asuntos explicados y solventados hace ya cuatro años, tal y como ha ocurrid con el que tan intensamente ocupa a la fiscal Blanca Rodríguez, al Partido Popular y sus aledaños.
Cree la fiscal que Irene Villa, objeto de uno de los inoportunos chistes reproducidos en los tuits del concejal, ha sufrido menosprecio, descrédito y menosprecio por parte de Guillermo Zapata y llega a esa conclusión, después de ampliar el alcance del chiste que tiene a la joven, mutilada por una bomba lapa colocada por ETA en el coche en el que viajaba, a todas las víctimas de la banda terrorista, y de consultar la doctrina del Supremo que en una de sus sentencias, dictada hace siete años, consideró que castigar delitos presuntamente similares no menoscaba el derecho a la libertad de expresión de sus autores, 
Lo que parece olvidar la fiscal o, por el contrario, lo tiene en cuenta al ampliar el alcance del chiste no sólo a Irene Villa sino a todas las víctimas de ETA -y digo yo que, ya puestos, por qué no hacerlo a todas las víctimas de todos los terrorismos- que la propia Irene Villa, en un gesto valiente que la honra, ha aceptado las disculpas de Zapata, e incluso se permitió demostrar su actitud positiva y su sentido del humor en el mismo ciberespacio, en el que, según el escrito de la fiscalía, fue ofendida con tanta gravedad.
Quiero pensar que, judicialmente este asunto no quedará en nada, como han quedado en nada otras denuncias similares de la asociación "Dignidad y Justicia", responsable de la demanda que podría poner a Zapata ante el juez. Algo que se repite con demasiada frecuencia y que deja claro que lo que se pretende con esta y otras acciones similares es, ahora que acabamos de pasar San Juan, es hacer ruido y levantar cortinas de humo que desvíen  nuestra atención de lo verdaderamente importante hoy que es el cambio vital que las elecciones han producido en los ayuntamientos de Madrid y otras grandes capitales de España.
Más valiera que esos esfuerzos en personal y medios de la fiscalía se empleasen en la persecución de todos y cada uno de los delitos que están aflorando y aflorarán tras la revisión de las cuentas y los contratos de tantos años, por parte de quienes acaban de llegar. Más valiera que se ocupasen de lo que es palpable e indignante, en lugar de ocuparse de intangibles, más si la víctima y el autor de la ofensa ya lo han resuelto públicamente.
Las prisa que se ha dado la fiscal y el enorme interés con que se han tomado la propia Fiscalía, el PP y el Gobierno, tiene poco que ver con la pasividad demostrada ante insultos tanto más graves de diputados, como el hoy portavoz popular, Rafael Hernando,  y otros dirigentes y cargos del PP, que, como dice la fiscal de Zapata, "menosprecian, desacreditan y humillan a las víctimas, en su caso, del terror franquista, y a sus familiares, que buscan sus restos, enterrados sin identificar, en una cuneta, en campo abierto o al pie de la tapia de cualquier cementerio, setenta y cinco años después de acabada la guerra.
La fiscal parece en este caso sólo preocupada por lo que afecta a Irene Villa, no tanto por los que afectan a las víctimas del Holocausto o a la joven Marta de Castillo. Y este hecho, la diferenciación entre víctimas de uno y otro lado, de uno y otro tiempo, me recuerdan otro chiste, más fino y, según me dijeron, judío que habla de dos amigos charlando y de que, en un momento dado, uno ellos dice "sabes que los nazis acabaron con cinco millones de judíos y seis mil sastres", a lo que el compañero replica "y a los sastres por qué". Pues eso, que  a veces creo que, para el Partido Popular, hay dos tipos de víctimas, las prescindibles, porque no dan rédito político, y las indiscutibles, porque sí son rentables.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/
























miércoles, 24 de junio de 2015

POR SUS HECHOS LES CONOCERÉIS



Escuchando el discurso de investidura de Cristina Cifuentes, a uno le entrarían ganas de votarla, de no ser porque esta señora tiene un pasado muy evidente y, sobre todo, porque este señora ha sido la cabeza de lista del partido del copago sanitario, del partido que recortó gasta el límite las becas para el comedor de nuestros escolares, el que ha intentado, mediante sus privatizaciones, acabar con la sanidad pública madrileña, el que desmanteló el Carlos III a las puertas de la crisis del Ébola, el de los consejeros impresentables, el partido que está dejando caer en la marginalidad muchos colegios públicos a base del abandono  y la masificación de las aulas, el partido, en fin, de la Gürtel, la Púnica y los recortes.
Tampoco debemos olvidar que, de esto de lo que nos hablaba ayer Cifuentes, se dijo poco en campaña y que si alcanza, como parece, la presidencia de la Comunidad de Madrid, gobernará en minoría, eso sí, después de haber firmado un contrato, una especie de capitulaciones matrimoniales con su rival en campaña y socio en la sombra en el gobierno, Ciudadanos, que, en caso de incumplimiento, al menos eso espero, le costará el apoyo y quién sabe si el gobierno, tras una hipotética moción de censura.
Quiero decir que, dada su trayectoria, el discurso de Cifuentes tiene más que ver con las condiciones impuestas por Ciudadanos que con su trayectoria que, salvo en los ademanes, tiene mucho que ver con un partido al que está ligada desde los tiempos de Alianza Popular, a la que esta hija de militar, su padre fue general de artillería, se afilió con sólo dieciséis años. Un partido en el que ha estado toda la vida y en el que ha ocupado cargos prácticamente desde su fundación.
No hay que olvidar, sobre todo ahora que promete una Telemadrid políticamente plural, que ha tenido mucho que ver con el deterioro de la televisión pública madrileña, de cuyo consejo de administración ha formado parte, precisamente en los años en que el Partido Popular se hizo con la presidencia del gobierno de Madrid, y a cuya comisión de control parlamentario ha pertenecido, como quien dice, hasta antes de ayer.
Lo ha sido todo en el PP y durante mucho tiempo, porque ha sido diputada regional durante más de veinte años y ha estado y está en el comité regional del partido en Madrid, con su amiga y ahora enemiga Esperanza Aguirre. Cifuentes es una mujer afable y de buenas maneras a la que, al contrario que su actual adversaria, no se le nota el puño de hierro bajo el guante de seda, que ha tenido siempre y que exhibió sin complejos en la represión de aquellas manifestaciones posteriores al 15-M que la Policía, bajo su mando como delegada del Gobierno en Madrid, trató de desbaratar provocando unos incidentes a los que no fueron ajenos agentes de paisano infiltrados entre los manifestantes.
Habrá quien sea generoso y señale que, con ella, la policía comenzó a mostrar en sus uniformes de gladiadores su correspondiente número de identificación, pero no olvidemos que sólo comenzaron a hacerlos después de escandalosas actuaciones "anónimas", con monumentales y violentos abusos de autoridad, de los que sólo tuvimos noticia gracias a las imágenes obtenidas por periodistas y algunos ciudadanos que pronto se verán perseguidos por tomarlas, con la entrada en vigor de la “ley mordaza” que el rodillo de su partido aprobó en el Congreso.
Cifuentes, como Aguirre, tiene manga ancha para sí misma y aprieta la cincha a quienes quedan bajo su mando. Quedó demostrado en el grave accidente que sufrió en 2013, cuando circulaba por el carril bus, otra vez el carril bus, en su moto que, por cierto, no había pasado la correspondiente ITV.
Con Cristina Cifuentes el PP conserva, aunque en minoría, el gobierno de Madrid, aquel del que el tamayazo privó a Rafael Simancas, estando ella sentada en los bancos del PP. 
Si su discurso de ayer, construido sobre la contrición por los desmanes de sus antecesores y el propósito de la enmienda de no volver a cometerlos, ha sonado bien, no hay que olvidar que llega al gobierno, como ella misma reconoció,  con una lista elaborada por Esperanza Aguirre y que en casi treinta y cinco años de militancia en AP y el PP no ha hecho nada por evitar todo eso de que reniega,
Por eso, como colofón, sólo se me ocurre, una cita evangélica "por sus hechos los conoceréis" y un refrán castellano "a la fuerza ahorcan".


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/


martes, 23 de junio de 2015

PUERTAS QUE MAREAN



Hace unos días, dos de las asociaciones de jueces españolas, faltaba, claro, la más conservadora, de dirigieron al Parlamento para pedir normas más estrictas que impidan ese baile de algunos de sus compañeros que ser jueces pasan a ser diputados o asesores de los partidos políticos, para, luego, volver a su carrera en la que, sin duda, se encontrarán juzgando a sus antiguos compañeros de escaño o de partido. La petición de Jueces para la Democracia y la moderada Francisco de Vitoria se produjo coincidiendo en el tiempo con la designación del tribunal que habrá de juzgar a los acusados de la primera fase de la trama Gürtel que, por una cuestionable casualidad, corresponderá a tres jueces conservadores, dos de ellos vinculados directamente con el Partido Popular o con sus dirigentes,
En buena ley, nunca mejor dicho, ambos jueces deberían apartarse del caso, pero, salvo que prospere la recusación que prepara el PSOE como parte personada en el caso, todo queda al albur de que uno y otra tomen la decisión de quitarse de en medio, algo penoso y polémico, sobre todo en un país en el que una parte importante de su clase política va a pasar en breve, no ya por  los juzgados, sino que se van a tener que sentar en el banquillo de los acusados.
Siendo escandalosa y mucho la existencia de puertas giratorias en la justicia y un asunto que debería preocuparnos, no lo es más que algunas entradas y salidas de algunas puertas giratorias, en las más altas esferas de la administración, por las que entran y salen, de la misma a la empresa privada y de ésta de vuelta a la administración personajes que se sientan, incluso, en el consejo de ministros y en otros ámbitos de la administración desde los que se toman decisiones sobre nuestra riqueza, personal o sobre el patrimonio de todos.
No hablo ya de la vergonzante chorizada del intento, conseguido a medias, de privatizar la sanidad pública madrileña, de la que, de cumplirse el acuerdo de investidura alcanzado entre Ciudadanos y Cristina Cifuentes  sabremos mucho más en cuanto se auditen las cuentas de los gobiernos de Aguirre y González, hablo de la escandalosa trayectoria del ministro de Economía, Luis de Guindos que, de hombre de confianza de Rodrigo Rato en el gobierno de Aznar, pasó a formar parte de dirección de la banco de inversión, especulación diría yo, Lehman Brothers, causante en gran parte de la crisis de las hipotecas subprime que hundió la economía de medio mundo, banca de la que llegó a ser responsable para España y Portugal hasta su quiebra, para pasar después a asesorar al Partido Popular como autor de gran parte de su programa económico e integrarse a continuación en otra multinacional, la famosa PriceWaterHouse, que asesora a la práctica totalidad de las empresas del IBEX 35. Y, de ahí, a ser el superministro de Economía de Rajoy, el que tomo decisiones ¿equivocadas? en la salida a bolsa de Bankia y en la gestión del rescate bancario y la intervención de las cajas saqueadas, en gran parte por sus compañeros de partido.
Ver ahora a este señor tomando decisiones sobre la crisis griega, originada en gran parte gracias a las mentiras de Goldman Sachs, gemela de su Lehman Brothers, utilizando sin éxito el estrangulamiento cruel de los griegos y su miedo a perderlo todo para asustar a los votantes de la izquierda alternativa en España, produce, a mí al menos me los produce, escalofríos. Y, si me paro a pensar en que ese señor con cara de ventero del Quijote y habla de pijo del barrio de Salamanca de Madrid puede llegar a presidir el Eurogrupo, el efecto producido es ya de pánico.
Si lo consigue, que no me lo parece después de que Rajoy haya renunciado a liberarle en una crisis de gobierno, sería el premio gordo a una constante vida en las puertas giratorias capaz de marear a cualquiera que no tenga otra cosa en mente que el enriquecimiento propio y de sus amigos, que, al fin y al cabo, es para lo que se usan las puertas giratorias.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

lunes, 22 de junio de 2015

UN GOBIERNO "A LA SOMBRA"



No quiero ni imaginarme cómo lo estarán pasando quienes se mueven en el entorno de la cazadora de talentos, pero siempre se ha dicho que "sarna con gusto no pica" y quien elige al amo, elige también su humor y sus palos. Así que pena por ellos, la justa, pero reconozco que debe ser duro bregar con un personaje acostumbrado, como lo está la condesa, al "ordeno y mando", desde  el ayuntamiento, el ministerio de Educación con Aznar, la presidencia de la Comunidad de Madrid o el partido.
Ejercer el poder desde hace más de treinta años, para quedar en simple jefa y portavoz de la oposición en un ayuntamiento, por mucho que ese ayuntamiento sea el de Madrid, debe ser muy duro, deben ser muchas las horas que le sobran al día y muchos los actos a los que ya no se la invita. Y, claro, el día se hace largo y los dedos huéspedes en la espera, fuera de los auténticos círculos del poder, que son los que manejan presupuesto.
Quizá esa espera lleva a un ser tan impulsivo como la condesa, que últimamente no da una, a cometer errores de bulto, errores que pueden acabar llevándola a un final de carrera plácido y pueden dejarla en el más sórdido de los ostracismos. Que la condesa es ambiciosa, muy ambiciosa, no es un secreto y que esa ambición puede llegar a cegarla, tampoco lo es. De hecho, después de su salida precipitada del despacho de la Puerta del Sol, para no comerse en primera línea marrones tan personales como el del penoso bluff de Eurovegas o los coletazos de la operación púnica que han llevado a prisión  a su mano derecha, Granados, a otro de sus consejeros, Salvador Victoria, y a algún otro alto cargo de sus gobiernos.
Forzada por esa necesidad de ponerse a cubierto, Esperanza Aguirre, aceptó el regalo envenenado de la candidatura a la alcaldía madrileña. Envenenado, porque, de haber ganado, hubiese tenido que dejar la presidencia del PP madrileño, y porque, de haber sido, como ha sido, derrotada, con la sangría de votos que lo fue, su prestigio de máquina de ganar elecciones se ha venido abajo, y ya se sabe que a nadie le gusta el olor de la derrota. Tan poco como a ella le gusta haber tenido que dejar la rutina de los micrófonos y las ruedas de prensa más que semanales.
Probablemente fue por eso por lo que intentó el asalto de la presidencia nacional con un golpe de mano desestabilizador, anunciando la convocatoria de un congreso adelantado en el PP de Madrid, previo al Nacional que debería revalidar el liderazgo de Rajoy, al que más que probablemente acabaría presentando su candidatura, después de haber dejado sin lucha, la del PP madrileño. Pero se le fue la mano en la guindilla y la reacción del aparato nacional fue tan rápida como rotunda, negándole la capacidad estatutaria para hacerlo, de modo que a la condesa le esperarían una larga temporada lejos del protagonismo que tanto le gusta y, con toda seguridad, sin una Telemadrid a su servicio.
Quizá por eso se inventó este fin de semana ese "gobierno en la sombra" para el ayuntamiento de Madrid que se encargará de seguir todos y cada uno de los pasos de los recién llegados, supongo que para contraprogramar sus iniciativas y seguir metiendo la cuchara en el caldo de los medios en el que tanto le gusta chapotear. Curiosa iniciativa, la de vigilar desde la sombra al gobierno municipal. Curiosa, partiendo como parte de quien fue incapaz de vigilar su propio gobierno, del que un vicepresidente, Granados, ya está a la sombra a la espera de juicio y a unos cuantos más les espera el banquillo de los acusados.
Eso, por no hablar de otros dudosos personajes que, como el joven Nicolás, un cachorro del PP dado a actuar de conseguidor, chantajista y "mamporrero", se han movido en el entorno del partido que aún preside. Y quien no me crea que repase la oportuna foto con que se ilustra esta nota.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

viernes, 19 de junio de 2015

LA PAELLA, TARDE Y SIN APERITIVOS



No sé si la frase es de Manuel Vicent o si se la escuche a él citando a otro escritor valenciano, pero lo cierto es que, como consejo, la idea es muy sabia. Decía Vicent, eso sí lo recuerdo, que para hacer una buena paella en el jardín, lo mejor es tardar mucho y, sobre todo, no servir aperitivos. Y tenía toda la razón, porque, siguiendo el consejo, lo que es seguro que a todo el mundo el arroz le parecerá exquisito y no quedará un grano en el plato.
Algo así ha debido pensar Marrano Rajoy cuando, con ese miedo existencial que le acompaña, se ha visto obligado a efectuar cambios en el partido y en el gobierno. Sin duda, le ha debido parecer que, retrasando los cambios y su anuncio, cualquier cambio, por pequeño que sea, a la ya muy hambrienta prensa, le parecerá grande. Y lo ha debido pensar, porque la paella que ha servido don Mariano, tras veintidós días de espera alrededor del fuego está  más que sosa, le ha quedado corta de sofrito y, para disgusto de los comensales, apenas tiene tropezones.
Mucho fuego para nada y muchas excusas de los ayudantes del cocinero que ya andan por las ondas vendiendo un arroz incomible, porque los cambios enunciados ayer por Rajoy en su partido no pasan de ser una rectificación de última hora y a la desesperada, cuando el arroz ya se ha pasado y cualquier cosa que le pongas es incapaz ya de dar sabor al guiso.
Unos cambios que se limitan al nombramiento de unos cuantos vicesecretarios, alguno de los cuales, como Pablo Casado, ya estaba ejerciendo sus nuevas funciones y un flamante responsable de campaña, Jorge Moragas,  jefe de gabinete de don Mariano, su hombre de confianza y responsable de la presión sobre la novia del primogénito de Pujol que acabó facilitando las pistas que pusieron en marcha el caso, propiciaron la caída del ex "molt honorable", de paso, acabaron con la cohesión de CiU y, en cierto modo, con el empuje del proceso soberanista, rematado en las pasadas elecciones con el auge de Ciudadanos y Podemos.
Pocos cambios y poco más que de chapa y puntura para tratar de vender como nuevo un coche que no anda y pierde aceite por todas sus juntas. Un coche, el Partido Popular, que, en las pasadas elecciones del 24 de mayo, quedó al borde del siniestro total, hasta el punto de que al mayor simulador que ha pasado por la política española no le ha quedado más remedio que reconocer la enorme pérdida de poder que ha supuesto, apartándole, por ejemplo de las alcaldías de icho de las diez capitales más importantes del país. Pocos cambios, conservando,  además, como se conservan los viejos muebles de la abuela, a Javier Arenas y María Dolores de Cospedal, tocados ambos por la tenaz carcoma de la corrupción y más que amortizados por el desprestigio entre los ciudadanos. Y, por si fuera poco, elevando al número tres del partido a un personaje, Fernando Martínez Maíllo, que vive el mismo limbo que Chaves y Griñán, de una imputación por determinar, en esta ocasión por una presunta administración desleal de Caja España.
Y, a cambio de estas novedades, amén del "puenteo" de Cospedal, las cabezas de Carlos Floriano y Esteban González Pons, que, hasta ahora, en estilo palmero, uno, y jesuítico el otro se ocupaban del día a día de la comunicación del partido. Dos peones sacrificados, los únicos, a los que cabría culpar de los recortes y la corrupción, si, como reconoció ayer Rajoy, el batacazo en las urnas es hijo de esos recortes y de esa corrupción.
De momento, la paella de los cambios en el partido, tarde y sosa, pero todos nos la comemos, como en las fiestas camperas, a falta de otra cosa mejor. Habrá que ver que ha dejado el chef Mariano para el postre del Gobierno, aunque, conociéndole poco cabe esperar más que los consabidos café, copa y puro, algunos exquisitos y con premio como la embajada para que Wert no pierda el contacto con su pareja.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

jueves, 18 de junio de 2015

CAMPAÑAS



Definitivamente, no les gustamos. No les gustamos, ni les gusta que les hayamos dado la espalda en las urnas o, mejor dicho, que hayamos dejado de dársela a la democracia, porque consentir durante tantos años que el hacer o deshacer en la vida de los ciudadanos fuese sólo cosa de dos era darle la espada a la democracia. Lástima que, para darse cuenta, algunos hayan tenido que sufrir tanto.
No sé en que acabarán todas las ilusiones puestas por los ciudadanos en este cambio que, la noche de las elecciones, por primera vez sacó a la gente a la calle para celebrarse a sí misma en plazas y parques. No sé si el golpe de estado, político y financiero, que a marchas forzadas está preparando la derechona acabará estrangulando las esperanzas de cambio de quienes votaron a una izquierda, no radical, sino distinta, una derecha de gente que no está en política por asegurarse un puesto de trabajo y, de paso y si se puede, hacer fortuna. Sinceramente, no lo sé. Lo que sé es que lo van a intentar y que para que no tengan éxito es preciso que estemos más vigilantes que nunca y que desconfiemos de mucho de lo que nos cuentan los medios.
Es mucho lo que hay en juego y es mucho lo que nos jugamos y lo que se juegan. Por ejemplo, bastó que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, propusiese que la limpieza de los colegios públicos de la capital pasase a autogestionarse por cooperativas de "madres", para que empresarios, sindicatos, colectivos feministas y opinadores en general se echasen sobre ella a veces con crueldad. Lo de los empresarios, que llevan años haciendo caja con las subcontratas encargadas del servicio, pagando a sus trabajadores, la mayoría mujeres, por cierto, sueldos de miseria y gastando lo mínimo en material y productos de limpieza, hasta el punto de que nadie dejaríamos entrar en nuestras casas las fregonas con que se lavan los suelos en que juegan los niños, es lógico decía que estos señores que se hacen de oro con gente desincentivada y desgraciadamente acostumbrada a cubrir el expediente. Es lógico, si me apuráis, que los sindicatos que han ido tragando un y otra vez con la degradación laboral de ese sector, se levanten ahora que están en pleno proceso electoral, gastándose en cuñas y anuncios de sus candidaturas un dinero destinado a la defensa de los trabajadores, al fin y al cabo también se están jugando su pan. Sin embargo, las críticas feroces de ese feminismo de papel que demasiadas veces paga y casi siempre a mujeres para que limpien sus casas, eso, lo entiendo menos,
Quiero entender que la idea de Carmena, convenientemente corregida la palabra madres por padres, tiene mucho sentido. En primer lugar el de corresponsabilizar a los padres de los alumnas en la tarea y, sobre todo, en lo resultados. Pero no sólo eso, porque, de alguna manera, el dinero gastado en esa tarea se quedaría en el barrio, más de una familia encontraría en ella unos ingresos extra y, sobre todo, se garantizaría la higiene necesaria para sus hijos.
Tal parece que diga lo que diga Manuela Carmena y, no digamos, haga lo que haga, habrá una "armada invencible", una "acorazada de picar", como llamaba el genial Joaquín Vidal a quienes a caballo trituraban a medida del miedo del diestro a los toros en Las Ventas, lista para triturar cualquier iniciativa del equipo del nuevo ayuntamiento. Polémicas creadas sobre frases tomadas al vuelo o descontextualizadas, tanto de la alcaldesa como de cualquiera de sus colaboradores, hechos y frases presentes y pasados que se manosean de portada en portada, de tertulia en tertulia o de barra de bar en barra de bar.
Esa prensa, con el ABC a la cabeza, ya lo hizo con aquel "catastrazo" frustrado, con el que Leguina pretendió sin éxito que El Corte Inglés pagase las mismas tasas que sus vecinos pensionistas o con las farolas de la Puerta del Sol que Juan Barranco tuvo que retirar. Asuntos que parecen nimiedades, pero que poco a poco minaron la imagen de uno y otro para dar paso a  los que durante un cuarto de siglo han abusado de nosotros.
Desde que el 24 de mayo cayeron en la cuenta de que habían despertado de su orgia de corrupción y poder, se pusieron en campaña, una campaña poderosa en la que nosotros jugamos un importante papel: si rompemos la cadena, parando y poniendo en su sitio a los emisarios, estaremos a salvo, si no, si nos sumamos a la cadena, estaremos perdidos.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

miércoles, 17 de junio de 2015

ADIÓS, ESPERANZA ¿ADIÓS?



Qué queréis. No me lo acabo de creer. Sin tantas las veces las veces que ha mentido esta señora, son tantas las que ha dicho adiós para luego volver que, cada vez que la escucho, me viene a la cabeza aquella frase de los indios de las películas de los cines de sesión continua de mi barrio "mujer blanca hablar con lengua de serpiente".
La condesa nos contó al borde de las lágrimas hace años que estaba gravemente enferma y se dejó fotografiar a la entrada del Hospital Clónico, incluso "se dejó" hacer una "furtiva" foto en la camilla que la trasladaba por los pasillos del centro, una foto que sólo pudo haber hecho alguien cercano a alela y de la que, pese a las amenazas de denuncia, nunca supimos el origen. Una foto que, pese a todo, apareció en todos los medios y sirvió para victimizar a la neocondesa y para certificar su enfermedad. 
Y, todo esto, a las puertas de unas elecciones autonómicas, las penúltimas, en las que nuestra "amiga" arrasó y arrancó, como si no hubiera un mañana, unas elecciones en las que se desbordó el escándalo de la Gürtel, salpicando a algunos de sus más íntimos colaboradores, a los que, como un Pedro asustado negó, no tres, sino tantas veces como le convino para salvar su pellejo. Fue también la legislatura de Eurovegas, un proyecto con el que, en plena crisis, iba a regar la comunidad de Madrid de puestos de trabajo y de riqueza. Un proyecto que, enseguida se vio que iba a quedar en nada, pero que, gracias a la tibieza de los socialistas, temerosos de pinchar el sueño, sobrevivió con respiración asistida, hasta que, al final, fue ya imposible ocultar la verdad.
Pero, para entonces, la consagrada Houdini en que se ha convertido nuestra "amiga" ya había alzado el vuelo, para hacernos creer, en un primer momento, que se iba para disfrutar de su familia y a un "modesto" puesto de funcionaria. Y, sin embargo, otra vez nos sorprendió fichando para una empresa de "cazatalentos", ella que ha tenido la rara habilidad de rodearse de personajes corruptos, algunos ya en prisión, como Francisco Granados, sin haber sospechado nunca, al menos eso dice, de sus turbios negocios y tejemanejes. Por ese "puesto de trabajo", Aguirre ganó tal cantidad de dinero, lo supimos por su declaración de la renta, que, ni fichando al mismísimo Edison con sus patentes, la cosa sería rentable. Así que cabe esperar que algo hizo a cambio.
Fue también en esa legislatura cuando impuso sus nombres en el consejo de Caja Madrid, aceptó que Rodrigo Rato se impusiera a su fiel Nacho González y urdió todos los nombramientos de cargos y vocales que el escándalo de las tarjetas "black" tan bien ha retratado y que dieron cobertura a todas las decisiones que acabaron por hundir la mayor caja de ahorros del país, incluyendo el escándalo de las preferentes y la no menos escandalosa salida a bolsa. Y eso, por no hablar de todas las  versiones, a cual más deformada y exagerada, que dio de su famoso y triste incidente del carril bus en la Gran Vía.
Quizá por eso, la neocondesa aceptó bajar un escalón y se avino a presentarse como candidata a alcaldesa en las recientes elecciones municipales. Eligió pisar otro terreno, quizá porque tenía ya demasiado pasado en la Puerta del Sol y alguien podía recordar los recortes en Sanidad, Educación y ayudas sociales, y Rajoy, su enemigo íntimo, accedió, quizá también pensando en que, tanto si se estrellaba como si no, acabaría dejando la dirección del partido en Madrid. Y, pese a sus malas artes en la campaña, se estrelló.
Ayer, después de quedarse sin la vara de alcaldesa y sin los presupuestos que tan felices han hecho a tantos amigos y conocidos, anunció que convocaría un congreso extraordinario en el PP madrileño y que no se presentaría a él. Curiosamente, sus vecinos de Génova 13 no aplaudieron la decisión y se mostraron contrarios a que lo convoque. Quizá, porque sospechan que lo que quiere doña Esperanza, al adelantarse al congreso nacional del partido, es presentar su candidatura como alternativa a Rajoy, más ultramontana y radicalmente conservadora. 
Es por eso, porque se ha pasado la vida mintiendo, por lo que me permito poner en duda que Aguirre haya dicho definitivamente adiós.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

martes, 16 de junio de 2015

UN SHOCK DELIRANTE


Ahora que por fin hemos emprendido el camino de vuelta al sentido común, es el momento de analizar lo que hemos hecho,  el momento de pararnos a pensar en lo que hemos consentido todos estos años, el momento de estudiar, clasificar y disecar el monstruo que hemos dejado crecer con nuestros votos o nuestras abstenciones. Ahora es el momento de comprobar hasta dónde nos ha llevado nuestra desidia. Y, para comprobarlo, no hay más que ver el estado de shock en que ha quedado el PP, incapaz de asumir que los mismos que le han dejado gobernar todo este tiempo, los mismos que le dieron el mayor poder que, en democracia, haya tenido un partido en España, le hayan dado la espalda o, sencillamente, hayan dado a su voto el valor que realmente tiene.
No hay más que ver el desconcierto de quienes han sido alcaldes durante dos décadas al verse, de la noche a la mañana, a veces, como en el caso de Oviedo, en apenas un segundo, en la oposición. Y todo, porque hemos dejado tanto poder a su alcance y les hemos consentido que se alejen tanto de nosotros, que nos desprecien y nos den tanto la espalda, que han llegado a considerarnos sus juguetes, unos juguetes a los que se da cuerda con una rotonda, un parque o la vaga promesa de unos juegos olímpicos, unos juguetes que, para ellos, como en la peor pesadilla de una película de terror,  ahora han cobrado vida propia y les han llevado al rincón que les corresponde.
Tenemos que reflexionar sobre ello. Y tenemos que hacerlo con urgencia, especialmente las bases del PSOE, para llegar a entender por qué el PP ha desarrollado ese sentimiento patrimonialista que ahora evidencia hacia el partido socialista, permitiéndose incluso decir qué es lo que tiene que hacer el todavía primer partido de la oposición y no sólo eso, porque alguno de sus dirigentes, el inefable Floriano, sin ir más lejos, se permite también decidir cuáles son las verdaderas esencias de su rival y, en un delirio de grandeza, nombrarle el secretario general.
Debería esto último hacer reflexionar a Felipe González -a Bono le doy por perdido- sobre el viaje que propone hacia un gobierno de concentración. Un gobierno en el que quizá a él le reservasen el papel de reina madre, pero que, a los ciudadanos, les convertiría en poco menos que esclavos del IBEX 35 o las multinacionales, cuando no les condenaría al paro y al exilio.
No hay más que escuchar al presidente del BBVA para tomar conciencia de ello. No hay más que oírle decir a quien está al frente de ese banco, desahuciador como todos, a propósito de la llegada de las candidaturas populares a los ayuntamientos, que los populismos  sin un viaja a ninguna parte. Qué curioso que lo digan quienes fundamentan su trabajo y su negocio en la codicia y, para poder mirarse al espejo, han extirpado de su pensamiento cualquier idea que remita a los escrúpulos.
A todos ellos les pediría que no vuelvan a hablarme de España ni de patrias, porque, escudándose en una y otras, rapiñan todas las riquezas que luego se llevan a Suiza o a cualquier paraíso fiscal, todo el dinero que utilizan para fortificarse en el poder, para seguir oprimiendo y explotando a quienes dicen sus "compatriotas", Yo prefiero oír hablar de ciudadanos, de mis vecinos, de la gente con que me cruzo por las calles de mi ciudad, y quiero que sean ellos, no los bancos ni sus seguros servidores, los que la gobiernen.

El PP no se lo esperaba y quizá por eso ha entrado en un shock delirante que le lleva a decir más estupideces que cabría esperar de sus dirigentes y eso que yo lo espero todo. De momento ya se han cobrado una cabeza, pero a cambio, en mi opinión, también se han llevado una lección. Aun así, no hay que desactivar las alarmas, Lo van a intentar de nuevo y no van a parar en gastos porque lo que se juegan ellos y los que le han pagado, le pagan y le pagarán el partido y su vida de lujo, es mucho.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

lunes, 15 de junio de 2015

CIBERBOCAZAS



Quién iba a decirle a Manuela Carmena, quién iba a decirnos a quienes le dimos el voto que el primer marrón que habría de comerse en el ayuntamiento tendría que ver con uno de sus concejales y que, además, tendría que ver con el respeto a los otros y, muy especialmente el respeto a las víctimas, sin importar sus ideas, su raza o cualquiera que sea su condición, una barrera que quien va a representar a tantos miles de ciudadanos no puede saltarse, un foso en el que el entonces  imprudente Guillermo Zapata, hoy, al menos de momento, concejal Zapata puede hacer caer a sus compañeros de gripo y, con ellos las esperanzas de tantos y tantos madrileños.
A estas alturas, todo el mundo sabe de los, si no imperdonables, sí irresponsables, tuits del entonces humorista y guionista Guillermo Zapata, reproduciendo unos chistes de tan mal gusto que ponen en peligro no sólo su credibilidad, sino la de todo su grupo. Unos chistes  a los que, desgraciadamente, estamos acostumbrados en el ámbito, pero que, en público, sonrojarían al más descarado, como nos han hecho sonrojar a muchos.
A estas alturas todos sabemos y todos deberíamos haber sabido que Esperanza Aguirre no iba a rendirse sin presentar batalla y que la condesa es muy dada a bucear en la basura de sus adversarios, para, convenientemente dosificada y amplificada en los medios, lanzarla a los cuatro vientos para minar su prestigio o, si le conviene, chantajearles. Esas eran las prácticas de los tiempos de Granados como mano derecha en la Comunidad, cuando esa información se manejaba en las luchas internas , en ese pario de Monipodio en el que todos vigilaban a todos, preparando dosieres que, filtrados con habilidad, podrían acabar con la carrera o con la independencia del más sólido de sus enemigos.
A estas alturas todos debemos o deberíamos haber sabido que hay miles de ojos, de profesionales a sueldo, algunos, revolviendo nuestras miserias y nuestro pasado, del mismo modo que deberíamos saber que todo cuanto escribimos o hablamos a través de las redes deja rastro, volviéndose como un boomerang contra quien lo dice o escribe, cuando a alguien le conviene. Ese efecto boomerang y la capacidad de algunos para difundir todas esas miserias a través de personajillos como el infumable Eduardo Inda, era quizá impensables hace cuatro años, pero hoy es evidente y no vale remitirse a un contexto del pasado para disculparse, porque, como decía esta mañana Pepa Bueno, en twitter no hay contexto.
Por eso, más que tratar de justificar aquello, lo que queda es remediar el mal que involuntariamente ha causado a su candidatura, En mi opinión, lo que le queda a Zapata, al que escuchándole hoy, me veo incapaz de atribuir antisemitismo o crueldad hacia las víctimas, es pedir perdón públicamente por el daños que hayan podido causar sus viejos tuits y, a continuación, demostrar más dignidad que quienes le acusan, presentando su dimisión. Sólo así paliará el daño causado y, sobre todo, dejará sin munición a Inda y su condesa que quiere ganar en la bronca sucia de los medios lo que el sábado perdió en buena lid. 
Sólo así demostrarán que estamos inaugurando un tiempo nuevo en el que el proyecto común importa más que el personal. Sólo así señalaremos a la condesa y todos sus corruptos que no basta con pedir perdón y a otra cosa. En cuanto a la alegría con que usamos twitter, iré más lejos que Monedero que el sábado decía que "Twitter hace parecer a la gente muy bocazas". yo creo que lo que hace Twitter es evidenciar quien es o quien, sin pararse a pensar en las consecuencias, se ha comportado como un ciberbocazas Ayer me decía un amigo muy familiarizado con las redes que en este caso no hay sitio para la polémica. Sin embargo, creo que sí lo hay, porque ya ha saltado a la calle y, en la calle, que no hay matices que valgan.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

viernes, 12 de junio de 2015

TODO UN GESTO


Vaya por delante, y mis amigos, la mayoría republicanos, lo saben, que el debate entre  monarquía y república,  no es algo primordial para mí, siempre, claro, que el Estado sea democrático y que quien ostente su jefatura se decente, Por eso admiro sin prejuicios la decisión, el gesto, del rey Felipe VI de despojar a su hermana Cristina del título de duquesa de Palma que su padre, el otro rey, suena raro, le regalo con motivo de su matrimonio con el entonces deportista y hoy estafador Iñaki Urdangarín.
Digo que hay que observar el gesto sin prejuicios, porque no debemos olvidar que, de algún modo, la decisión del rey es un anticipo de condena a su hermana que está a punto de sentarse en el banquillo por su presunta implicación en el caso Noos. Una actitud bien distinta de la del padre comprensivo y quién sabe si algo más, que tuvo en su mano hacerlo y no lo hizo, ya que sólo el rey reinante, como jefe de la casa real, puede hacerlo.
No quiero ni imaginar cómo habrán quedado las relaciones entre ambos hermanos y con sus padres, pero, en todo caso, lo hecho por Felipe VI con su hermana escapa al ámbito familiar, es la respuesta lógica al empecinamiento de la infanta, empeñada en no renunciar a sus más que simbólicos derechos dinásticos y a la frialdad con que, a los ojos de los ciudadanos, está respondiendo a la cada vez más escandalosa situación de su marido, frialdad a la que no escapa la estudiada e impostada indignación con que ejerce su derecho a la defensa, encarnado por el hasta ahora reputado jurista Miquel Roca.
No sé en qué medida afectará el gesto a la valoración que de la monarquía haga la ciudadanía, pero, en cualquier caso, se sumará a estos anteriores que, como la limitación del gasto asignado a la Casa Real y la de la misma familia real, han conseguido reflotar el maltrecho prestigio de la monarquía española, dilapidado por su padre en sus últimos años de reinado.
No parece este rey tan cercano y dado a la chanza como su padre, un monarca que podría pasar a los libros de Historia como Juan Carlos "el campechano", pero lo cierto es que para los tiempos que le ha tocado vivir, mejor le van la austeridad y estricta corrección que hasta ahora ha demostrado Felipe.
Y llegado a este punto me planteo lo poco envidiable que debe ser nacer ya heredero y ser educado desde la cuna para acabar teniendo que tomar decisiones como ésta que le ha llevado a despojar a su hermana de un regalo de su padre.
Supongo que es duro tener que permitir que la justicia obre con su hermana como con cualquier otro ciudadano español, porque, salvo en contadísimos derechos y obligaciones, eso es lo que es. Supongo que apartar a la hermana con la que jugabas siendo un niño de las reuniones familiares que, en su caso y para su desgracia, se producen las más de las veces bajo los focos. Supongo que es duro, pero es sin duda necesario. Un gesto necesario y nada menos que toso un gesto, Ahora, solo falta que la propia infanta reflexione y sea ella, dejando de serlo, quien evite que una infanta de España, heredera, aunque lo sea remotamente, de la corona, se siente en el banquillo de los acusados.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/


jueves, 11 de junio de 2015

PODEMOS, PERO... ¿QUEREMOS?



A veces tengo miedo de acabe despilfarrándose todo ese entusiasmo que hace menos de tres semanas, aunque parecen ya siglos, llevo a las urnas a millares de ciudadanos que hasta ahora, por comodidad, por derrotismo o por conveniencia, hasta entonces habían optado por quedarse en casa. La ausencia de acuerdos entre fuerzas de izquierda como PSOE, Compromis Izquierda Unida o Podemos, sola o en compañía de otros, para ponerse de acuerdo en desterrar al PP del poder desde el que ha causado tanto daño no es sólo deprimente, sino que puede obrar como el anticuerpo que nos devuelva de nuevo a los años del bipartidismo y el voto útil.
Quienes se están sentando estos días a negociar el gobierno de trece comunidades autónomas y la mayoría de los ayuntamientos de España deben tenerlo presente y deben anteponerlo a cualquier otra circunstancia, porque los ciudadanos han puesto en sus manos los instrumentos para desalojar al PP y, si no lo hacen, en las próximas generales, van a pagar muy caro, con l sangría de gran parte de los votos recibidos para ello. Porque no hay que olvidar que, para muchos votantes o al menos para mí, el deseo de acabar con más de dos décadas de hegemonía del Partido Popular, con su retahíla de recortes, injusticia, corrupción y desigualdad social.
Cuando uno escucha al presidente en funciones de Asturias de rencores entre las fuerzas políticas de la izquierda que impiden el acuerdo y que tales rencores podrían llevar a la reedición de los gobiernos conservadores en importantes ayuntamientos asturianos, a uno le entran ganas de llorar. No puede ser que las ambiciones o los rencores priven a tantos ciudadanos de materializar sus deseos de cambio, porque, para eso, mejor aceptar que, por ley, sea elegido alcalde o presidente el candidato de la lista más votada.
Mucho me temo que también en esto pesan más las pequeñas realidades de los despachos y cenáculos que la gran realidad de la ciudadanía. Y cuando digo esto pienso en la gente con la que me cruzo cada día en la calle, con la que hablo en las salas de espera de las consultas de mis médicos o en las colas del mercado la panadería, no necesariamente ni sólo de quienes acuden a las asambleas de Podemos, que son sólo una parte de quienes hemos votado a Podemos y aquellos para quienes dice que quiere gobernar Podemos.
El partido nacido de las aspiraciones del 15-M, demasiado rígido para mi gusto, va camino de acabar por otras vías como el movimiento "cinco estrellas" -aquí una marca de cerveza- de Beppe Grillo, que ha conseguido ocupar una importante cuota de representación en Italia, representación que, al final, no se materializa en nada. No me gustaría que Podemos acabase en eso, siendo una secta de ideales irrealizables, una reserva de irreductibles, aislada de la realidad.
Yendo aún más lejos, sería bueno que, más allá de sus cálculos de marca, los dirigentes de Podemos fuesen capaces de ver que, allá donde la formación ha unido su candidatura a la de otras fuerzas de la izquierda, algunas con una trayectoria más extendida que la suya en el tiempo, los resultados han sido mejores, convirtiéndola en algunos sitios en la primera o segunda fuerza más votada, Seguro que así mejoraría y mucho sus resultados y se convertiría en una verdadera opción, no sólo de querer, sino también de poder.
Pablo Echenique, el líder de Podemos en Aragón, lo ha visto claro y por eso ha hecho público un manifiesto, "Abriendo Podemos", con planteamientos no por pragmáticos menos revolucionarios que pretende abrir a la izquierda y a la sociedad españolas la idea que sirvió para iniciar el cambio. Sólo así, con las candidaturas populares que proponen los firmantes del manifiesto, quedaría claro que Pablo Iglesias y sus compañeros, además de poder transformar la sociedad desde la pluralidad, quieren hacerlo.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

miércoles, 10 de junio de 2015

CIUDADANOS Y LOS PACTOS


Da un poco de miedo pensar que un partido que apenas controló sus listas en estas elecciones, que un partido que, como los viejos estrategas, primero ocupa el territorio y luego ya verá, esté siendo tan decisorio en la formación de los gobiernos de comunidades y ciudades, dándoselos al PP o al  PSOE, según dónde y según les convenga, pero pactando siempre con los responsables de la corrupción que decían querer combatir antes de las elecciones.
Porque es más que casual que Ciudadanos opte por ser la pieza que falta para cerrar gobiernos como el de Andalucía o la Comunidad de Madrid y opte por serlo en solitario. Habrá que ver, si como han venido diciendo, dan ese apoyo desde fuera y habrá que ver que hacen tras las elecciones generales, cuando todo el pescado esté vendido y no quede nada que ocultar a los votantes. Ese será el momento clave. Hasta entonces, Ciudadanos cultivará la ambigüedad que tan buenos resultados le viene dando de momento.
Hay que tener en cuenta que Ciudadanos nació, cuando nació en Cataluña hace diez años, de una gran mentira, la de la supuesta opresión que las instituciones autonómicas ejercían y ejercen sobre quienes se sienten más españoles que catalanes y que, por los resultados obtenidos allí en estos diez años, no fue creída más que por una minoría. Aun así, lo que no se le puede negar a Rivera es su sentido de la oportunidad y un olfato muy especial para identificar problemas y brindarse para solucionarlos, más allá de que finalmente lo consiga.
También sería conveniente saber de dónde salió el dinero que permitió que un empleado de la Caixa se pagase una campaña tan agresiva como contradictoria, aquella en que, como en algunos anuncios de cosmética, posaba castamente desnudo, dejando sin despejar la incógnita de sus vergüenzas, que algunos identifican precisamente con esa financiación nunca desvelada, porque, como a la hora de resolver un asesinato, lo crucial es saber a quién beneficia el crimen.
Ahora, después de que la ambición perdiese a Rosa Díez, dejándole libre el camino para llegar a los descontentos de la derecha y el centro derecha, que no son otros que la derecha económica, la que no comulga con los hipócritas postulados morales y religiosos del PP, Rivera se ve, como un metafórico sereno, con el manojo de llaves que abre y cierra los portales de vecinos tan distintos como PSOE y PP, después de una noche de juerga en la que han perdido gasta el apellido.
También ha contado Ciudadanos, con muchos, demasiados, pies en la empresa con la inexperiencia pacata de Podemos, con resultados mejores que el partido de Rivera en algunas circunscripciones, que por inexperiencia u ortodoxia se ha dejado comer la merienda por los de color naranja, algo que, según se mire, les puede rentas por haber conservado la virginidad, del mismo modo que se puede volver contra ellos por no haber "tocado" poder.
De cualquier modo, salvo en Andalucía, donde todo se ha escrito y firmado ya y donde no creo que haya Tamayos escondidos, en el resto de ayuntamientos y parlamentos aún queda mucha tela por cortar y, dado el reparto de escaños y concejalías, todo es posible aún, más cuando, especialmente para algunos es mucho lo que hay en juego, incluso en lo personal.

De momento, lo que vemos o lo que nos cuentan, al menos, es que, en eso de pactar, Ciudadanos, un partido mucho más jerarquizado que Podemos, gana por goleada y que, si algo le está frenando, es la necesidad de conservar el disfraz que oculta sus verdaderos planteamientos económicos hasta las generales.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

martes, 9 de junio de 2015

¿DE QUIÉN ES EL TRABAJO?


En siglos pasados, las grandes revueltas, las guerras, se hacían por la tierra. Los dueños de la misma, aristócratas y burgueses terratenientes, asfixiaban tanto a sus aparceros, exigiéndoles las rentas y las cosechas, sin importarles si el tiempo había sido compasivo con ellas o inclemente, exprimiéndoles de tal manera que,  demasiado a menudo, la únicas salida eran la emigración o la revuelta.
Hoy las cosas son distintas, o quizá no tanto. Hoy las máquinas han sustituido al hombre en el campo, los grandes tráileres a las carretas y las grandes superficies a los mercados locales, pero la explotación sigue siendo la misma, aunque tenga lugar en otro escenario. Hoy, los hijos y los nietos de aquellos campesinos que dejaron el campo para buscar en la ciudad el pan que más el amo que la tierra les negaba, se encuentran con que la misma codicia, la misma crueldad, la misma dureza de los amos de antaño es la que les deja sin trabajo o recorta los salarios hasta hacer insoportable la esperanza para sí y para sus hijos.
También en las ciudades y en las fábricas en las que buscaron refugio quienes huían del hambre de la tierra que les vio nacer, las máquinas están sustituyendo la fuerza de trabajo y sirven de coartada o de amenaza para que los trabajadores vean reducidos sus salarios, cuando no arruinada su vida laboral. Tampoco escapan a esa ruina los hijos a los que quiso dotar del arma de la educación, invirtiendo sus ahorros en carreras que ahora son casi un obstáculo a la hora de encontrar trabajo. La codicia de los nuevos amos, parapetados tras la máscara de una sociedad anónima y obedeciendo las consignas de los mercados, con gobiernos que aparentemente elegimos todos, también nosotros, pero les sirven y obedecen a ellos, esa codicia, no tiene límites y, como los viejos dioses, a cada sacrificio que se les ofrece, exigen otro, más cruel y más sangriento.
Es lo que ocurre en España, donde, a pesar de que una gran parte de los trabajadores, cada vez mayor, está renunciando, incluso, a las conquistas que lograron sus padres: una vivienda, las vacaciones, una familia, el futuro, no son capaces de llegar a fin de mes con el salario que ganan, si es que tienen la suerte de ganarlo. Es lo que ocurre en un país que, como África, aunque sin pateras, manda a lo mejor de su juventud a ganarse la vida al extranjero, con pocas esperanzas de regresar y devolver a su país el esfuerzo llevado a cabo por todos en su educación.
Ancianos desatendidos, niños que pasan hambre, gente viviendo y durmiendo en las calles, viviendas que se deterioran día adía, en las que se pasa demasiado frío o demasiado calor, todo lo que nos duele a los de abajo, a los que estamos a pie de calle, parece ser invisible para nuestros gobernantes y, no digamos ya, para ese oráculo maldito en que se han convertido organismos antidemocráticos, como el FMI, gobernados por personajes corrompidos y siniestros que se permiten decirnos cuanta hambre y cuanta desigualdad podemos padecer.
Organismos que se permiten decirnos que esos salarios que no dan para llegar fin de mes deben bajar aún más, que deben bajar también las pensiones, que tenemos que  pagar do veces las medicinas que ya pagamos con nuestros impuestos, abaratar el despido y subir el  más injusto de los impuestos, el IVA. Quizá siguiendo una siniestra estrategia diseñada por quienes puentean o "sobornan" a los que elegimos para defendernos y gobernarnos, para convertirnos en un país de pobres y dóciles, en un silo de mano de obra barata para sus fábricas y para servirles en sus vacaciones. Un país en el que el trabajo digno no sea ya un derecho constitucional, sino unas migajas que, de vez en cuando, caen del mantel de sus grandes festines,
Pero los puestos de trabajo, como pedían los campesinos hace un siglo y antes que fuese la tierra, han de ser para quienes lo trabajan. No para esos codiciosos que lo exprimen y nos exprimen hasta la desesperación que, con suerte, lleva a la revuelta.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

lunes, 8 de junio de 2015

GATO BLANCO, GATO NEGRO


Ayer domingo, mientras me preparaba pasar someterme al suplicio del sol de justicia que desde hace días luce sobre Madrid, al escuchar al director de AS, Alfredo Relaño, en la SER fuera de su horario habitual, pensé algo del desayuno, el tomate de la tostada o la leche del café, me había sentado mal, porque le escuché decir que, pese a las corruptelas destapadas en la FIFA por el FBI, el organismo que rige el fútbol internacional organiza bien los campeonatos del mundo y que en los partidos que organiza aparecen niños con "mensajes", atribuyendo, además, a los Estados Unidos una intención perversa en la investigación que perseguiría quitar a la Rusia que pretende quedarse con Crimea la organización del mundial 2018.
Menos mal que no defendió la celebración del mundial de Qatar, donde habría que jugar a cuarenta grados a la sombra y donde los estadios en que se celebrarán los partidos bajo un sol como el que padecemos estos días en el centro de la península, se construyen a marchas forzadas y con mano de obra que soporta inseguridad, riesgo de accidentes y condiciones de trabajo cercanas al esclavismo, como si de unas nuevas pirámides se tratase. Una decisión tan absurda, la de conceder el mundial a Qatar, que sólo la corrupción y una suma de intereses bastardos la justificaría.
Sin embargo, Relaño se mostró tan pragmático como los votantes del PP que, mientras se mantuvo  la bonanza de la burbuja inmobiliaria, miraron para otro lado y no quisieron ver la maquinaria corrupta y antidemocrática en que se ha convertido el partido que "todavía" gobierna España. Como aquellos que han votado al PP hasta ahora o como ese Felipe González que regresó de China entusiasmado por el proverbio delos gatos que le había enseñado Deng Xiaoping, gatos de los que no importaría el color siempre que cazasen ratones.
Pues bien, señor Relaño, señor González, señores votantes del PP, claro que importa, si no el color del gato, sí que, además de cazar ratones, no se coma lo que hay en nuestra despensa. Y me temo que los ratones de los que hablamos, aquí y en la sede de la FIFA en Suiza, llevan unos cuantos años, por no decir décadas, comiéndose el queso y las galletas de la despensa común, mientras les aplaudimos embobados, sin importarnos la calaña de quienes recaudan y gastan, sea en el fútbol o en el Gobierno. Y no hay más que ver al personaje que se ha encaramado a la presidencia del fútbol español, un tipo hosco y malencarado, al que, ni siquiera como primo lejano de los padres de uno de los contrayentes, querríamos en una boda.
Llevábamos demasiado tiempo embobados con obras faraónicas que no nos podemos permitir, con una economía basada en la especulación y el crédito que nos hizo creer que éramos los reyes del mambo y, a la postre, nos ha dejado con una mano delante y otra detrás, cuando no en la mismísima calle, después de toda una vida trabajando para pagar un piso que ahora es, como el beneficio, de los bancos y los banqueros que, junto a los políticos que con nuestro voto, eso sí, se lo han consentido, verdaderos responsables, junto con nuestra ceguera, de la desgracia.
Quizá Relaño tuviese razón al decir que la FIFA organiza mejor que el COI, quizá también la tenga al pensar que lo que interesa al FBI es arrebatar el mundial a Rusia. Quizá muchos españoles han vivido en los años pasados una época de lujo y caprichos que no esperaban, Quizá, Pero eso no justifica tanto abuso ni puede llevarnos a ignorar que, en nuestra casa, más de uno y de dos gatos, demasiados gatos, no eran del color apropiado.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

viernes, 5 de junio de 2015

UN HEDIONDO CAMPO DE MINAS




Existe un desarreglo mental perfectamente descrito y reconocido que es el síndrome del acumulador compulsivo. Un trastorno, parecido, pero distinto al síndrome de Diógenes,  por el que el individuo que lo padece acumula en su vivienda objetos sin valor aparente para otros, hasta el punto de hacer difícil, cuando no imposible, el uso del espacio de la vivienda.
Los hay que acumulan, ropa, libros, periódicos, discos, figuras o cualquier tipo de objetos. Y los hay que, como Esperanza Aguirre o el PP, acumulan en su espacio vital corruptos, imputados o no, que a causa de sus problemas con la justicia, no hacen sino dificultar sus movimientos en el espacio común de la vida pública, hasta el punto de atar de pies y manos, no ya al que ha traído y acumulado toda esa corrupción, sino a quienes pretenden convivir con él.
La trastienda del Partido Popular, en especial en Valencia y Madrid, está llena de mercancía en mal estado, corrupta, a punto de corromper todas las existencias, mercancía que ha echado por tierra el prestigio y la buena fama del "tendero" y que ha provocado la fuga de sus "clientes" en un goteo que al principio fue más o menos intenso y que ahora fluye a borbotones. Pero el tendero, que no quiere perder lo invertido en la mercancía corrupto, se limita a tratar de echar fuera esa mercancía y lo hace alterando la fecha de caducidad, como hizo ayer con la dimisión de los consejeros Salvador Victoria y Lucía Figar, a sabiendas de que esas renuncias solo servirían para que Ciudadanos se avenga a dejar paso a que Cristina Cifuentes sea investida presidenta de la Comunidad de Madrid.
Hubo ayer quien lanzó las campanas al vuelo al considerar que, con las dimisiones se había superado el obstáculo. Sin embargo, Albert Rivera, que puede ser todo menos tonto, sigue rondando los cebos que le lanza el PP, sin llegar a morder el anzuelo, porque sabe, como todos, salvo, al parecer, el PP y quien lo dirige que Figar y Victoria no son los únicos presuntos corruptos en el Partido Popular de Madrid y que, en la misma lista que la candidata Cifuentes le pide que apoye hay más de uno y de dos nombres que en breve se pueden ver escritos en papel judicial.
El PP, porque le ha venido muy bien para sus objetivos, se ha llenado de corruptos, que lo han sido unas veces por su propio interés y otras por el del partido.  Corruptos y presuntos corruptos que, por ser los amos del cotarro o por estar al menos en sus cercanías han ocupado, elección tras elección, sus candidaturas, pensando siempre en los paseos militares que, hasta hace dos semanas habían sido las elecciones y en que era mejor llevar ya corruptos en ellas que tener que enseñar  a corromperse a los recién llegados.
Lo malo es que el paseo militar se convirtió, como admitió en su abrazo con Castellanos la inefable Rita Barberá, acabó en hostia, en una hostia monumental, añado yo, que les ha está llevando a tener que pedir permiso para gobernar incluso allá donde han sido la lista más votada. Y, por ese vicio tan arraigado que tenemos de mirarlo todo desde el ombligo de Madrid, lo que está en el punto de mira de Ciudadanos, y de todos, es esa lista de Cifuentes elaborada por Esperanza Aguirre, en la que ya hay quien señala próximos imputados. Por eso, Rivera, que, como digo, es listo, exige que el acuerdo a que llegue con la candidata lleve también la firma de Aguirre como presidenta del partido en Madrid.

Buena estrategia la del líder de Ciudadanos -más sabiendo que las dimisiones de ayer no fueron  obra de Aguirre, sino de Rajoy- que posiblemente sólo busque excusas de cara a no verse en el trance de quitarse la careta a las generales, para no dar su visto bueno a la lista de Cifuentes, una lista que, dicen, sería un hediondo campo de minas que es mejor no pisar.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/


miércoles, 3 de junio de 2015

LUZ Y TAQUÍGRAFOS

Al PP, al igual que a CiU, le gustaría sufrir, que sufriésemos, en silencio, como si de unas rebeldes hemorroides se tratase, la corrupción. Lo tienen muy claro como claro lo dejó el propio Rajoy en Sitges, cuando este fin de semana, atribuyó su hostia electoral, quién sabe si "hundimiento", a la corrupción, pero, sobre todo, al martilleo incesante de los medios al informar sobre ella.
Quizá por ello, los populares y los catalanes de CiU se pusieron de acuerdo ayer en el Congreso para aliviar a los corruptos y a otros presuntos delincuentes la llamada "pena de telediario", esa que sufre todo aquel que, como Rato, es sacado de su domicilio en medio de agentes, previa convocatoria a la prensa, o acude a los juzgados con fecha y hora prefijadas. Se pusieron de acuerdo para prohibir la toma de esas imágenes que, desde hace unos meses ocupan las portadas de la prensa y los telediarios. Uno y otro partido se comportaron con su decisión como esos jinetes, los picadores, por ejemplo, que tapan limitan la visión de sus caballerías, no para evitar que se asusten, sino para que, en medio del susto, den con los huesos del que las monta en tierra.
Al PP y también a CiU les preocupa menos la corrupción que el ruido que provoca o el efecto que ese ruido provoca en la ciudadanía. Al PP, está claro, no le preocupa que unos cuantos de sus consejeros en Madrid, Valencia, Murcia, Baleares o Castilla y León, estén imputados, Si no, creo yo, no estarían en sus cargos o formarían parte de sus listas electorales. Lo que les preocupa es que quienes se han quedado sin vivienda, sin trabajo o sin futuro relacionen el saqueo pertinaz de lo público, los abusos, las corruptelas y los contratos "de favor" que se firman con los amigos y padrinos del gobierno, con quienes aparecen una y otra vez en tertulias y telediarios, entrando y saliendo de los juzgados.
Yo mismo podría decir que no es justo someter a quienes aún no han sido condenados a humillarse ante los flashes y las cámaras cada vez que acuden, y son muchas, a un juzgado. Sin embargo, esto que tanto preocupa ahora al PP y a CiU, ni es nuevo ni es exclusivo de la política, porque la "pena de telediario" la sufren cuantos rengan la desgracia de aparecer en una investigación o un sumario, sin que nadie ponga a salvo su presunción de inocencia o el respeto que cualquier ciudadano merece.
Podría decirlo y lo pienso, sin embargo me parece que lo de CiU y su socio en la propuesta, el PP, actúan con una cierta hipocresía, puesto que, cuando los reos de esa condena catódica han sido otros, no sólo no se han apiadado de ellos o han salido en defensa de sus derechos, sino que han jaleado el escarnio y lo han utilizado sin pudor como munición para sus adversarios.
Al PP no le gusta que  el mismo día nos enteremos de la imputación de dos consejeros en funciones de los gobiernos de Aguirre, Salvador Victoria y Lucía Figar. Como tampoco le gustara que apenas unas horas después de conocer estas últimas imputaciones, nos enteremos de que el marido de esa consejera, famosa por haber abandonado la enseñanza pública en Madrid, en favor de la privada, especialmente la confesional y especialmente la relacionada con el Opus Dei,  Carlos Aragonés, que fuera jefe de gabinete de Aznar, olvido mencionar en la declaración de actividades que todo diputado debe entregar al Consejo, pese a formar parte de la comisión de Cultura de la cámara que forma parte del consejo de administración de la editorial Rialp, ligada también al Opus Dei.
No sé por qué soy tan desconfiado, porque seguro que si el PP o hace será, como todo lo que hace, por nuestro bien. Y, si nos quita el martillo, es para que no nos machaquemos los dedos con los que hemos de votar, aunque, tal y como están las cosas y cuando la Audiencia Nacional vuelva a su sede en la acera de enfrente de Génova 13, será más rentable cavar un túnel que una uno y otro edificio, mientras tanto, luz y taquígrafos.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

martes, 2 de junio de 2015

LA FALTA DE COSTUMBRE



Desde que, hace una semana conocimos los resultados de las elecciones municipales y los  gobiernos autónomos del "café para todos", no haceos otra cosa que cábalas sobre el color que tendrán alcaldes y presidentes cuando, dentro de unos días, se formen los gobiernos y consistorios resultantes de la voluntad de los ciudadanos. Cábalas que, en contra de lo que venía siendo habitual, ya no conducen a lo que hasta ahora se había resuelto con un simple trámite, sino que desembocan en negociaciones, las más de las veces  complicadas.
Curiosamente y pese a que la facilidad con que las mayorías absolutas han resuelto es en gran parte culpable de la corrupción y el despilfarro que hemos padecido en los últimos años, parece que se nos quiere transmitir inquietud y desconfianza. La inquietud y la desconfianza inducidas por aquellos a los que, para sus negocios, siempre les viene mejor hacer sonar su melodía con un  único solista que teniendo que "afinar" toda una orquesta.
Sin embargo tenemos que superar esa inquietud, ya os digo que inducida, porque el resultado no es en absoluto preocupante, sino que es el que viene siendo habitual en la mayoría de los países de nuestro entorno, salvo aquellos en los que, como Francia, resuelven la incógnita con una segunda vuelta a la que concurren los dos candidatos resultantes de una negociación entre partidos que, finamente, se ha de someter al voto de los ciudadanos.
Por desgracia, las mayorías resultantes de la aplicación de la ley D'Hondt, y del dopaje de los créditos bancarios, las donaciones interesadas o, simplemente, las corruptelas de quienes llegan al poder para quedarse mucho tiempo en él, son las que han propiciado, bien es verdad que con el aplauso cómplice de muchos ciudadanos desinformados, el gasto inútil y suntuoso que ha disparado la deuda, si no han llevado a la ruina, a muchos ayuntamientos.
Es muy fácil, cuando se dispone de una mayoría absoluta, llevarse la sede del ayuntamiento al más suntuoso de la ciudad, mientras se dejan las calles sin barrer y se cierran instalaciones deportivas por la falta de un personal que previamente se ha despedido, se deja sin ayudas a miles de familias en dificultades o se dilapida el patrimonio en edificios, solares y viviendas sociales que tantos años tanto dinero salido de  os impuestos de los ciudadanos costó reunir.
Pongamos que, en esto último, hablo de Madrid, pero no es una situación exclusiva de la capital, porque se viene repitiendo en otras muchas ciudades, al igual que los privilegios, los amiguismos, los concursos amañados, el enchufismo en la contratación de personal, los viajes suntuosos y tantos y tantos vicios tan asentados en una democracia que ya no es joven, pero aún padece el sarampión que padecen los nuevos ricos, las más de las veces sin serlo.
La impaciencia y la inquietud que tratan de inocularnos los medios de comunicación, voz de su amo de la gran empresa, no son más que la impaciencia y l inquietud de quien quiere cerrar cuanto antes balances negocios, algo que no ocurría cuando los ayuntamientos eran en sí mismos proveedores de servicios, con plantillas que, estuviese quien estuviese al frente del consistorio, seguían cumpliendo sus funciones desde sus puestos de trabajo, sin vivir al albur de que un nuevo gobierno rescindiese el contrato que los atendía.
No debemos inquietarnos. La mayor o menor dificultad en alcanzar acuerdos debe garantizar ante todo la solidez de los gobiernos resultantes y, sobre todo, que el color resultante se parezca al color dela ciudadanía que, en gran parte del país es de un rojo más o menos subido, porque los españoles, siempre que les han dado opciones que apoyar, se han colocado en la izquierda o en el progresismo.
No hay que preocuparse. Por el contrario, hay que dejar que las negociaciones fructifiquen en pactos que sean buenos para los ciudadanos que hace ya tiempo que se los merecen  No debe haber la más mínima inquietud. No hay peligro, sólo falta de costumbre.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/