viernes, 12 de diciembre de 2014

NO SABRÍA CONTENERME



Qué ganas tengo de que nos llegue cuanto antes la oportunidad de votar, qué ganas tengo de que Rajoy, sus ministros, su partido y sus corruptos pasen de una vez a la Historia, qué ganas tengo de que a la orquesta de periódicos amigos que tocan para Rajoy, mientras se hunde España le llegue el agua al cuello y los silencie de una vez, que ganas tengo de que estos todos estos inmorales que nos gobiernan, con el apoyo de la mayoría de españoles que les dieron su voto, engañados algunos por sus promesas, pero egoístas e interesados la mayoría, dejen de influir de una vez por todas en nuestras vidas.
No puede ser que, mientras cinco millones de españoles no encentran trabajo y los que lo encuentran tienen que someterse a horarios y remuneraciones más propias de otro siglo o de otros continentes, el presidente del gobierno de España, el que debería velar por los intereses y el bienestar de todos vaya por ahí difundiendo mensajes, no ya engañosos, sino directamente falsos, como si de un flautista de Hamelin dispuesto a atraerse el favor de las ratas y de quienes tienen cerebro de rata se tratase.
Lo de ayer de Rajoy, diciéndonos que la crisis ya es Historia, es indignante y lo es porque él es el primero que sabe que miente, como sabía que mentía cuando dijo aquello de "cruzar" -los cabos se doblan y, si se cruzan, se cruzan por tierra- el cabo de Hornos de la crisis. Supongo que lo que dijo ayer, ante ese auditorio de selectos empresarios, se lo escribieron en los sótanos de La Moncloa los enanitos que trabajan para Pedro Arriola o el "bien pagao" Jorge Moragas, moldeando el barro de la realidad en falsos jarrones chinos de fácil venta, pero no me explico cómo no se rasgaron las cortinas del templo tras sus palabras.
Lo que sí sé es que, cuando me enteré de lo que dijo, corrí al teclado para mostrar mi indignación, haciendo mía la de los parados, con o sin subsidio, la de los que trabajan unas pocas horas al mes por una miseria y, sin embargo, sirven al gobierno para purgar las listas del paro, la de quienes trabajan jornadas de ocho horas y a veces más y apenas cobran seiscientos cincuenta euros que no les sirven para llegar a fin de mes ni, mucho menos, pensar en una vida autónoma futura, la de esos ancianos, pendientes de una pensión que tienen que conservar para tapar los agujeros en la economía de sus hijos y nietos, la de esos tres millones de parados que ya no cobran subsidio de desempleo y no les llega ninguna otra ayuda, la de toda esa gente cuyo trabajo en servicios públicos ha caído en manos de alguna contrata mafiosa que echa a la calle a uno de cada dos y desatiende escandalosamente sus obligaciones, dejando que la suciedad, las listas de espera o el mal funcionamiento de nuestro día acaben con nuestra paciencia.
En ese momento pensé lo que pensaron muchos y esta mañana he escuchado a Nacho Escolar en la radio: que Rajoy, cobarde como ha dejado claro que es, se atrevió a decir lo que dijo, porque estaba ante un grupo de empresarios y que jamás se hubiese atrevido a decirlo en cualquiera de los barrios sucios y empobrecidos por la crisis, en los que la basura esparcida por las calles que nadie limpia saluda a los vecinos por la mañana.
Dijo el presidente que nos quiere devolver a las leyes represoras del franquismo que la crisis ya es Historia y yo me temo que lo que ya es Historia es nuestro bienestar, un bienestar que el comenzó a construirse ya con el franquismo que se agarró al salvavidas del desarrollismo cuando la represión ya no le bastaba para frenar el descontento. Lo dijo él, lo dijo su vicepresidenta y lo repetirán hasta la saciedad sus correveidiles del partido o de la prensa, hasta que lleguen las elecciones en mayo. Yo sólo pido que ninguno de ellos ni nadie lo diga delante de mí, que nadie repita ese empalagoso cuento de navidad de mostradores llenos, de cafeterías y restaurantes a rebosar que ayer nos contó Rajoy, porque no sabría contenerme.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

2 comentarios:

Jesús Miravalles dijo...

Hola,Javier
No son éstos los momentos más adecuados para perder el tiempo. El peligro de este gobierno corrupto y fascista es más grande que nunca en España. El Poder, el aparato estatal, está en manos de un gobierno podrido de "Trileros" integrado por reaccionarios y fascistas.
Y este gobierno,está cargado de las peores mentiras y de las peores intenciones,
Hoy en día el mal gobierno que tenemos no a echo mas que mentir y meter la mano en el bolsillo del ciudadano, practicando con toda la desvergüenza, lo que desde Bruselas la "Troika" manda y ordena a un país huerfano de su soberanía porque estamos en manos de estos psicópatas sin escrúpulos.
Ladrones corruptos, poco a poco caeréis todos. por muchas cortinas de humo que pongáis, por mucho que queráis tapar vuestras vergüenzas al final saldrá todo a la luz porque es tan grande el foco puesto en vuestro partido que no servirá de nada tratar de esconder tanta mentira y tanta corrupción "NO NOS FALTA DINERO, NOS SOBRAN LADRONES"
"Ciudadano", A ver si para la próxima, nos paramos a pensar un poquito antes de votar. El país entero os lo agradecerá.
Saludos:
Jesús Miravalles Gil
http://para-mentes-despiertas.blogspot.com.es/

Mark de Zabaleta dijo...

Ciertamente, como dijo Alberto Moravia: "Curiosamente, los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado"...

Saludos