miércoles, 3 de octubre de 2012

DE FOTOS CARAS Y BROMAS PESADAS

 

Mal asunto, si, como recoge hoy la prensa, el mayor resultado de la Conferencia de Presidentes Autonómicos es una foto, por mucho que esa foto trate de representar una armonía que todos sabemos que no existe. Movilizar a tanta gente, revolucionar un tranquilo rincón de Madrid con tanto coche, tanto chófer, tanto escolta y tanta bandera para hacer una foto es una exageración que, francamente, creo que no nos podemos permitir.

Admito y entiendo que la convocatoria tuviese su morbo porque la cuestión catalana está como está y porque los presupuestos han caído en algunas comunidades, incluso del PP, como una estantería cargada de libros que se descuelga en el momento menos oportuno y encuentra un pie para caer sobre él.

Está claro que desde hace tiempo y especialmente para el PP, la política es, sobre todo, puesta en escena. Abrir telediarios y salir en las portadas, como el propio Rajoy nos recordó a propósito de la mayoría silenciosa y sedentaria que tanto le gusta. Ayer lo consiguió de lleno: telediarios de mediodía, de tarde y noche, prensa impresa y digital, radios, blogs, twitter, facebook, todo, todo, que diría la niña del anuncio de la aseguradora, para esa conferencia de la que salió un mínimo acuerdo y una foto.

Dicen que ese mínimo acuerdo, que no acuerdo de mínimos, ha sido un éxito del propio Rajoy. Yo, por mi parte, creo que fue una demostración de responsabilidad de los presidentes autonómicos, especialmente los que no son del PP y especialmente Artur Mas, que se esforzaron en achicar distancias y que, en el caso concreto del president de la Generalitat, ni siquiera enturbió con una comparecencia ante la prensa la calma chicha que se respiraba en el palacio del Senado.

Lo más curioso del asunto es que la comparecencia de los presidentes ante la prensa, incluido Rajoy, duró casi más que la propia reunión. Una ceremonia larga, tediosa e inabarcable informativamente hablando, que, si tuviese gracia, que no la tiene, se parecería a ese "Cómicos Express" del canal Paramount Comedy. Y eso, a pesar de la broma pesada que fue la respuesta del que se supone que es el presidente del gobierno del que dependen e bienestar, el futuro y la prosperidad de los españoles.

Lo de Rajoy fue intolerable ¿Cómo puede permitirse bromas con algo tan serio como el rescate de nuestra economía? ¿Cómo puede jugar a acertijos con algo que va a suponer la intervención y la pérdida de la poca autonomía que le queda a España? ¿Cómo puede hacer "chistecitos" de casino de pueblo, seguro que echaba en falta el puro y la copa de orujo, con algo que va a suponer para muchos españoles soportar sacrificios que van más allá de su dignidad como seres humanos?

Viendo lo poco que el importamos a este señor, empiezo a sentirme con ese ciudadano que, según me cuenta mi hija, acudía a la manifestación del pasado sábado con una pancarta que decía "ME ESTÁN TOCANDO LOS COJONES POR ENCIMA DE MIS POSIBILIDADES".

 
 

Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/